Problemas y síntomas en adultos. Obsesiones - TOC

 

¿QUÉ SON LAS OBSESIONES?

Las obsesiones son pensamientos intrusivos que asaltan a la persona inesperadamente y de forma repetitiva. Todas las personas tienen pensamientos intrusivos. Si los valoramos como algo negativo producen malestar. Por ejemplo podemos interpretarlos como:

- amenazas, lo que nos producirá ansiedad.
- pérdidas, que nos generará tristeza o depresión.
- algo de lo que nos sentimos responsables/culpables.

Sólo si la persona se considera responsable se pueden convertir en una obsesión. Esta responsabilidad puede venir del hecho de que pueda ocurrir lo imaginado, o simplemente de haberlo pensado.

Este trastorno está asociado a altos niveles de ansiedad. Por eso, las personas que presentan obsesiones pueden desarrollar conductas de evitación (evitar situaciones que provocan los pensamientos obsesivos) o conductas compensatorias (realizar algún ritual para evitar el desastre). Así, la frecuencia de exposición a los pensamientos obsesivos disminuye, dificultando la habituación a los mismos y a la ansiedad que provocan, prolongando de esta forma el trastorno.

 

¿QUÉ SON LAS COMPULSIONES?

Las compulsiones son conductas voluntarias que involucran a la conducta, al pensamiento, o a ambos, que permiten evitar la exposición a las obsesiones. Se realizan para que la ansiedad generada por las obsesiones disminuya.

A corto plazo proporcionan un alivio, una disminución de la ansiedad, pero impiden afrontar la obsesión y extinguir la ansiedad que genera.

A largo plazo pueden llegar a consumir mucho tiempo. Como consecuencia, conllevan una pérdida de las gratificaciones que se obtendrían de hacer otras actividades. También producen un aumento de la ansiedad y un aumento de la aparición de los pensamientos obsesivos.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de las obsesiones tiene como objetivos principales:

- El manejo emocional de los pensamientos intrusivos.
- Entrenamiento en reducción de la ansiedad.
- Superación de las situaciones desencadenantes.
- Superación de las compulsiones.
- Reducción de la autoexigencia.