Problemas y síntomas en adultos. Ansiedad

 

¿QUé ES LA ANSIEDAD?

La ansiedad es una respuesta común a todos los seres vivos que nos permite adaptarnos a situaciones en las que percibimos que estamos en peligro. Es una emoción positiva, útil y necesaria que despierta nuestros sentidos y nos pone en alerta. Sin embargo, la ansiedad puede convertirse en un problema si el peligro que se percibe es irreal o de gravedad mayor.

 

SINTOMAS DE LA ANSIEDAD

No es necesario que se presenten todos los síntomas aquí citados para el diagnóstico de un trastorno de ansiedad. Si usted padece algunos de estos síntomas, debería acudir a un especialista.

Los síntomas de la ansiedad se manifiestan en los siguientes niveles:

FíSICOS:

- Taquicardias, palpitaciones.
- Sensación de ahogo. Dificultad respiratoria. Hiperventilación.
- Presión en el pecho.
- Temblores. Ráfagas de frío o calor.
- Sudoración.
- Nauseas, vómitos.
- Mareos. Sensación de inestabilidad.
- Sensación de hormigueo.

PSICOLóGICOS:

- Angustia. Agobio intenso. Miedo.
- Nerviosismo.
- Ganas de huir.
- Sensación de irrealidad.
- Miedo a perder el control.
- Miedo a volverse loco.

CONDUCTUALES:

- Hipervigilancia al ambiente o a las sensaciones de nuestro cuerpo.
- Inquietud motora.
- Sensación de bloqueo o dificultad para actuar.
- Tensión muscular prolongada.
- Evitación de situaciones que puedan acarrear un aumento de la ansiedad

COGNITIVOS:

- Preocupación excesiva.
- Disminución de la concentración.
- Dificultad de atención sostenida.
- Reducción de la capacidad de memorización.
- Interpretación negativa de las situaciones.

Las cuatro modalidades de respuesta pueden estar disociadas. Así, existen patrones de respuesta diferenciales en los sujetos con trastornos de ansiedad de acuerdo con el predominio de los diferentes sistemas en las personas: perfil cognitivo, fisiológico o conductual.

Hay que tener en cuenta que un psicólogo no trabaja con psico-fármacos, aunque debe estar familiarizado con los mismos. Si está tomando medicación bajo la supervisión de un médico no debe dejar de tomarla ni empezar a tomar otro tipo de medicación, con o sin receta, sin su conocimiento, y debe seguir sus indicaciones de tratamiento.

 

TIPOS DE ANSIEDAD

A continuación se describen los diferentes tipos de ansiedad que puede manifestar una persona:

La crisis de angustia (ataque de pánico) se caracteriza por la aparición súbita de síntomas de aprensión, miedo pavoroso o terror, acompañados habitualmente de sensación de muerte inminente. Durante estas crisis también aparecen síntomas como falta de aliento, Palpitaciones, opresión o malestar torácico, sensación de atragantamiento o asfixia y miedo a «volverse loco» o perder el control .

La agorafobia se caracteriza por la aparición de ansiedad o comportamiento de evitación en lugares o situaciones donde escapar puede resultar difícil (o embarazoso), o bien donde sea imposible encontrar ayuda en el caso de que aparezca en ese momento una crisis de angustia o síntomas similares a la angustia.

El trastorno de angustia sin agorafobia se caracteriza por crisis de angustia recidivantes e inesperadas que causan un estado de permanente preocupación al paciente.

El trastorno de angustia con agorafobia se caracteriza por crisis de angustia y agorafobia de carácter recidivante e inesperado.

La agorafobia sin historia de trastorno de angustia se caracteriza por la presencia de agorafobia y síntomas similares a la angustia en un individuo sin antecedentes de crisis de angustia inesperadas.

El trastorno por estrés postraumático se caracteriza por la reexperimentación de acontecimientos altamente traumáticos, síntomas debidos al aumento de la activación y comportamiento de evitación de los estímulos relacionados con el trauma.

El trastorno por estrés agudo se caracteriza por síntomas parecidos al trastorno por estrés postraumático que aparecen inmediatamente después de un acontecimiento altamente traumático.

La fobia específica se caracteriza por la presencia de ansiedad clínicamente significativa como respuesta a la exposición a situaciones u objetos específicos temidos, lo que suele dar lugar a comportamientos de evitación.

La fobia social se caracteriza por la presencia de ansiedad clínicamente significativa como respuesta a comportamientos de evitación.

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se caracteriza por obsesiones (que causan ansiedad y malestar significativos) y/o compulsiones (acciones cuyo propósito es neutralizar dicha ansiedad).

El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por la presencia de ansiedad y preocupaciones de carácter excesivo y persistente..

El trastorno de ansiedad no especificado se ha incluido en esta sección con el objetivo de poder acoger aquellos trastornos que se caracterizan por ansiedad o evitación fóbica prominentes, que no reúnen los criterios diagnósticos de los trastornos de ansiedad específicos ya mencionados (bien síntomas de ansiedad sobre los que se dispone de una información inadecuada o contradictoria).


TRATAMIENTO

El tratamiento psicológico de los trastornos de ansiedad se comprende distintas fases:

- Reducción de los niveles de ansiedad: Aprendizaje de estrategias para afrontar las situaciones que generan ansiedad. Reestructuración cognitiva (manejo de los pensamientos ansiógenos) y Aprendizaje de técnicas para disminuir la sintomatología fisiológica (Técnicas de Respiración y Relajación).

- Autocontrol de la ansiedad: El paciente aprende a controlar su manifestación física, psicológica y conductual derivada de la ansiedad. Afrontamiento de situaciones ansiógenas (situaciones que producen un aumento de la ansiedad) y reducción de la ansiedad ante ellas.

- Mantenimiento de los niveles de ansiedad en un nivel normal a largo plazo: Entrenamiento en estrategias para impedir que la ansiedad aumente.

- Prevención de posibles recaídas en el futuro.